¡Bienvenida a un mundo donde mantener tu orden es fácil!

 

Mantenerse organizada, con lo exigente que puede ser la vida, es una aventura sin fin. Incluso por momentos puede parecer un sueño lejano. Pero a veces solo se trata de tener los accesorios correctos que nos ayuden a volver a ordenarnos o, incluso, nunca desorganizarnos.

 

Habia una vez...

 

Una niña llamada Florencia que creció viendo a su abuela Olinda tejer mirando la televisión pero sin descuidar ningún detalle. Creció rodeada de mujeres que honraban las labores manuales a través de su pasión, estética y prolijidad.

 

Esa niña se convirtió en la mujer que soy hoy, llena de sueños y proyectos.

 

Creé esta marca inspirada en mi historia. Lleva el nombre de mi abuela materna como agradecimiento a las mujeres de mi familia por esos valores que me inculcaron. Los mismos con los que elijo vivir y trabajar cada día.

 

Mis fuentes de inspiración...

 

Empecé comprando algunas telas que me gustaban y me regalé una máquina de coser para mi cumpleaños para poner en práctica todos esos cursos que había ido haciendo años antes. Había llegado la hora de diseñar los primeros productos...

 

Revisando entre mis coloridos recuerdos... me encontré a mi abuela quién inició la costumbre, y mi mamá continuó, de las bolsas organizadoras para valijas y bolsos. Estuvieron presentes en cada una de mis aventuras (y las de cada integrante de esta familia). Ellas me inspiraron a crear la línea “Viajecitos”.

 

Mi segunda gran fuente de inspiración fueron mis hijos. Me impulsaron a trabajar día y noche hasta encontrar la cartuchera ideal que los acompañe en sus primeros pasos escolares. Así comenzó la linea “Escritorio" que, para mi sorpresa, enamoró a niños y adultos.

 

Al fin y al cabo, todos los productos tienen en común el orden y la organización que nos ayuda a soñar con más libertad a cualquier edad.

 

Esta historia se remonta a..

 

Nací en La Plata y me crié en la pequeña ciudad de Suipacha. A los 17 años viajé a Buenos Aires para estudiar “Terapia Física” y me quedé viviendo aquí. Pero me encanta pasar mis veranos en “Suipa”. Siempre quiero volver.

 

Trabajé como terapista física, profesión que me dió muchas satisfacciones, pero cuando nacieron mis 2 hijos decidí renunciar para adaptarme a mi nueva hermosa realidad: mi familia.

 

Me encanta viajar, andar en bici, proyectar sueños, leer (aunque me gustaría hacerlo más) y siempre aprender cosas nuevas.


¿Convertimos tu vida en un mundo colorido donde sea fácil disfrutar? Acompañame a sumergirnos entre los productos que fui creando para lograrlo.